El huevo vibrador

El huevo vibrador es un juguete sexual con forma más o menos redondeada, parecido a un huevo, como su nombre indica. Proporciona un masaje vibrante e íntimo y se puede colocar tanto en el ano como en la vagina. Su uso permite, de hecho, varios tipos de vibración para la estimulación. Por lo tanto, la masturbación del clítoris es uno de los puntos fuertes de los huevos vibradores. La mayoría de los modelos de este juguete sexual están equipados con un mando a distancia que controla la intensidad de la vibración.

huevo-vibrador-rosa

Huevo vibrador para el placer vaginal o anal.

La estimulación profunda del huevo vibrador no es su principal cometido porque para la vagina, su tamaño es pequeño, no permite alcanzar los puntos de excitación por ese medio. Sin embargo, analmente,  puede ser un gran aliado para tus orgasmos. Para una mujer, el huevo vibrador permite la estimulación simultánea con su pareja en la práctica de la penetración vaginal.

Tipo de huevos vibradores: Con mando a distancia, resistentes al agua y con o sin cordón.

El huevo vibrador se compone de varias capas en las que dentro se aloja un pequeño motor eléctrico que le da la capacidad de vibrar en diferentes intensidades. Los hay con control remoto, en los cuales seleccionas la vibración, tipo e intensidad mediante un mando a distancia o sencillos, sin control remoto. También los hay resistentes al agua, con un sellado óptimo para evitar filtraciones al motor. Ideales para su uso en el baño, piscina o spa. Hay una gran selección de huevos vibradores dependiendo de su diseño y materiales como plástico, abs o silicona entre otros.

El huevo vibrador y el sexo.

El huevo vibrador es el juguete favorito de muchas parejas, pero, ¿Por qué? Principalmente debido a su uso en los juegos preliminares. Dada su vibración excitante del clítoris y su fácil uso es ideal para ponerse a tono y comenzar con buen pie las relaciones sexuales especialmente la penetración. Puedes darle a tu pareja el control del mando a distancia y poner la vibración del huevo a su disposición. Puede sorprenderte con diferentes estipulaciones que te llevarán sin duda al éxtasis.

Nina Hartley: Una larga carrera en el cine X

Es defensora de la industria del cine para adultos y ha participado en más de 800 películas del género porno.

Nina nació el 11 de marzo de 1959 en Berkeley, California. Siendo la menor de cuatro hermanos, se crió en el área de San Francisco. Sus padres se hicieron adeptos al budismo cuando ella era una niña.

Entrada su juventud, Nina decidió estudiar enfermería en la Universidad de San Francisco, de la cual se graduó con honores y mientras aún cursaba sus estudios universitarios, comenzó a trabajar como stripper en el teatro “Mitchell Brothers O’Farrell”.

nina hartley

La rubia hizo su debut en el cine porno en 1984 con “Educating Nina”, película producida por Juliet Anderson, también actriz del género. Luego vendrían “Anal Annie and the backdoor housewives”, “Anal Annie and the willing Husbands”, ésta última de 1985 y “Ball busters”, su primer trabajo para la productora Metro.

Ya en los años 90 aparece en “Debbie Does Wall Street” y “Hate To See You Go”, las dos de 1991. En el 95 rueda para la productora Vivid “Ashlyn Rising”, compartiendo escena con Ashlyn Gere.

Durante estos años, la actriz protagoniza, dirige y produce numerosas entregas de la serie de guías sexuales “Guide to”, vídeos con un enfoque educativo que abordan, de manera didáctica, algunos temas como el sexo oral, al sexo anal, las relaciones de pareja y el bondage, entre otros.

Entre sus últimas películas se destacan: “You’ve Got a Mother Thing Cumming 2” y “Who’s Nailin’ Paylin?”.

En cuanto a su vida personal, ella es abierta bisexual. Ha vivido en un ménage à trois con su marido Dave y su pareja Bobby Lilly por 20 años. Luego de romper con la relación confesó: “Yo era muy inmadura y él demasiado posesivo. No funcionó (…) Acabó porque eran las tres personas erróneas para estar involucradas”. Desde entonces se encuentra casada con Ira Levine.